EDITORIAL

Cuando llego al final de una edición de LP5, estoy consciente de la arbitrariedad de cada publicación, pues, Neoamérica es inagotable en creatividad. Me invade entonces esa angustia sabrosa por querer conocer más y más, leer más y más nóveles escritores, seguir siendo eslabón difusor en esta cadena expansiva.

El recorrido múltiple literario actual en nuestro continente pulsante, presentado en la edición 24, permite, entre otras cosas, el placer de la imaginación, ese gran ejercicio espiritual que abarca muchos espacios y tiempos creando y recreando miles más.
Ama y sigue amando cada vez más tus letras neoamericanas.

.

 

LP5